Cultivo

Esta fase se inicia con la importación de ovas de los Estados Unidos. Las ovas se vuelven a incubar en salas especialmente acondicionadas que son abastecidas por aguas de manantiales de temperatura y caudal constantes, lo cual garantiza una pureza única. Luego son trasladadas al Centro de Producción, siguiendo todas las medidas sanitarias, profilácticas y de manejo exigidas por la normatividad nacional e internacional.

Las truchas permanecen en 287 estanques de concreto (raceways) que son alimentados por las aguas de río Achamayo hasta que son cultivadas. Periódicamente se realizan análisis de agua y de alimento, así como monitoreos de manejo y crianza, para asegurar el cumpliendo de las buenas prácticas de acuicultura. Asimismo, todas las etapas del cultivo de la trucha están a cargo de personal altamente calificado y con amplia experiencia, a lo cual se añade un detallado planeamiento de producción y selección a lo largo del proceso de crianza.

Las truchas ya listas para ser procesadas son seleccionadas de acuerdo a las especificaciones entregadas por los clientes. En el caso de Quichuay, la planta de procesamiento está ubicada en el mismo centro, por ello la trucha pasa inmediatamente a la planta para ser procesada y transformada en cualquiera de los 52 diferentes tipos de productos que se ofrecen.

login

Ingrese al correo web a través de la página web.

  Ingresar

Piscis tiene sus oficinas en Lima y sus centros de producción de Junín y Puno.

  Ingresar

 

  Ingresar

Términos y condiciones
2010 Piscifactorias de los Andes © Derechos Reservados.